Alejandra Valencia, un orgullo sonorense

Un orgullo para nuestro estado es Alejandra Valencia, una arquera dos veces medallista en los Juegos Panamericanos del 2011, quien en los últimos días se destacó por su actuación en las Olimpiadas de Río 2016, donde quedó a un paso de las medallas. Sin embargo, conocemos muy poco de esta excelente deportista.

Alejandra Valencia nació el 17 de octubre de 1994 en Hermosillo, Sonora. Esta chica simpática, alta y agradable, se considera tranquila y centrada en lo que desea, y a como se ha ido desenvolviendo en el deporte, es casi seguro que logrará lo que se proponga en su vida.

En entrevista para Radio Sonora, Alejandra nos platicó que una de sus grandes pasiones, aparte de la arquería, es escribir novelas de ciencia ficción y drama, las cuales solo conocen las personas que la rodean. Una de sus favoritas narra la historia de unos gemelos que se encuentran en un puerto y enfrentan diversas aventuras. Todavía está inconclusa, pero en cuanto la termine espera publicarla en plataformas digitales.

Cuando llegó el momento de elegir qué quería estudiar, Alejandra había pensado en las carreras de psicología o educación, pero, al ver que era buena con las artes plásticas decidió prepararse en la carrera de Diseño Gráfico, especializada en la rama de animación, la cual estudia actualmente en la Universidad de Sonora.

Alejandra Valencia explicó que a la edad de ocho años fue cuando se vio interesada en el deporte, que considera ha sido su mayor fuente de aprendizaje, no solo en la disciplina, sino como una forma de conocer diversas culturas e historia de otras regiones.

“Me ha dejado muchas enseñanzas, simplemente el hecho de competir, representar a tu país, ya es una enseñanza, el cómo llevas las cosas, cómo tienes que ver, cómo la gente te trata y ver otros países, no puedo decir que haya algo especifico, pues durante toda la vida, mi persona ha sido moldeada por estas cosas”.

La arquera sonorense aún no sabe qué sucederá en el momento que decida retirarse del deporte, pero de lo que está segura es que aún le queda mucho por dar de sí misma en esta área, así que tendremos a una arquera de mucha calidad durante bastante tiempo todavía.