Alerta Unidad Estatal de Protección Civil cambio de temperatura

Hermosillo, Sonora, octubre 08 de 2015.- La Unidad Estatal de Protección Civil, Informó que de acuerdo con el pronóstico, se espera para esta noche, que la baja presión de núcleo frí, se localice sobre Sonora y Chihuahua, asociada con inestabilidad atmosférica superior y con la entrada de humedad del Océano Pacífico, provocando potencial de lluvias puntuales fuertes en Sonora; así como temperaturas frías por la mañana y noche y vientos fuertes con rachas superiores a 50 km/h en los municipios de la región serrana limítrofe entre Sonora y Chihuahua.

El Coordinador de la Unidad Estatal de Protección Civil, Alberto Flores Chong, informó que para mañana se espera que la baja presión de núcleo frío se localice sobre el Mar de Cortés, frente a las costas de Huatabampo, seguirá asociada con inestabilidad atmosférica superior y con la entrada de humedad del Océano Pacífico, favoreciendo desarrollo de nublados con lluvias de menor intensidad desde Guaymas hacia el sur de Sonora. A su vez, se mantendrá el descenso de temperatura y los vientos fuertes con rachas hasta de 50 km/h, principalmente en la región serrana y sur de la entidad, con oleaje elevado en el Mar Cortés.

En Hermosillo, se espera para este viernes una temperatura mínima de 22°C y máxima de 33°C, sin probabilidad de lluvias.

En la región serrana se esperan temperaturas mínimas de 6 a 10°C y máximas de 18 a 22°C, probabilidad de lluvias.

En la región del sur, las temperaturas mínimas esperadas son mínimas de 18 a 20 °C y máximas de 30 a 32°C, con probabilidad de lluvias dispersas durante el día.

Para la región norte, las mínimas pronosticadas son de 8 a 12°C y las máximas de 20 a 22°C.

Para el noroeste, comentó que las mínimas pronosticadas son de 18 a 22°C y máximas de 
32 a 34°C, sin probabilidad de lluvias.

Finalmente, solicitó a la población mantenerse informada las condiciones del estado del tiempo, a través de los medios oficiales, reiterando las medidas de prevención siguientes:

  • Evitar acercarnos a las torres de comunicaciones, postes de luz, mástiles de banderas y alambradas: son peligrosos.
  • Tenemos que alejarnos de puertas y ventanas. 
  • Los grandes edificios son más seguros que los pequeños, y en su interior, va a depender de dónde estén colocados los dispositivos de seguridad contra rayos, tuberías, ventanas, entre otros.
  • Los vehículos cerrados, como automóviles, camiones, camionetas con las ventanas bien cerradas no son buenos refugios, teniéndose cuidado de no hacer contacto con objetos metálicos o cables exterior e interiormente.
  • Si existe un aviso de tormenta, se deben organizar actividades en el interior y evitar estar en la calle.
  • Buscar refugio con urgencia si observamos el relámpago y escuchamos el trueno muy cerca de nosotros.
  • Si no tenemos donde resguardarnos y nos quedamos en el exterior, bajo ningún concepto debemos refugiarnos bajo los árboles para no mojarnos, ni en automóviles descapotables. Evitemos zonas cercanas a cursos de agua, áreas abiertas desprotegidas y paradas de autobús. Tenemos que permanecer en cuclillas con las manos sobre las rodillas. 
  • Si no encontramos refugio en el campo y sentimos que el cabello se levanta (lo que indica que un rayo está a punto de caer), nos colocamos en cuclillas. Inclinémonos hacia delante y pongamos las manos sobre las rodillas. Pongamos los pies juntos y quitemos todos los objetos de metal que se pueda. No tumbarse en el suelo ni sentarse sobre nada mojado.
  • Si nos encontramos en un bote, salgamos de él y/o alejémonos del agua.
  • Los campos de golf, pistas de tenis, estacionamientos, piscinas y vías de tren son lugares extremadamente peligrosos: evitémoslos.
  • Las tuberías y las líneas telefónicas son conductoras de electricidad. Apaguemos la entrada de suministro eléctrico y evitemos el uso de teléfonos (excepto en caso de emergencia). Cuidemos el equipo informático. Antes de la llegada de la tormenta, apaguemos la computadora, desenchufemos los cables y desconectemos la toma al teléfono.