Concretar el paso del gasoducto, es asunto de negociación entre la empresa y la etnia yaqui: Coldwell

El gobierno federal está al pendiente de la situación que priva en la construcción del gasoducto en Sonora y el paso que se requiere por comunidades yaquis para llegar hasta Sinaloa, afirmó el secretario de Energía a nivel nacional, Pedro Joaquín Coldwell.

En su visita a Sonora, acompañado por la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, el funcionario federal señaló que esta situación en torno al gasoducto es solo una negociación pendiente con uno de los pueblos yaquis, lo cual está a cargo de la misma empresa constructora.

“Lo que sí quiero señalar es el lado positivo de los gasoductos, que van a permitir que los sonorenses tengan más energía más limpia y se reconviertan plantas de combustóleo a gas, que emite un 70 % menos gases tipo invernadero. La otra ventaja es que permitirá tarifas más bajas, porque es mucho más económico”.

El funcionario federal enfatizó que el gasoducto permitirá incrementar la infraestructura industrial en nuestro estado y que las entidades que más progreso registrarán en los próximos años en México, serán aquellas que cuenten con disponibilidad de gas natural.

Indicó que solo está pendiente la negociación con la comunidad yaqui de Lomas de Bácum y sus autoridades, así que al logar el acuerdo, señalo, habrá beneficios para todos y en general para Sonora.

Dijo que los gobiernos federal y estatal se apegan a los derechos de los pueblos indígenas, por lo que hay que esperar a que se logre el acuerdo entre la tribu y la empresa responsable de la construcción de esta obra.