Desorganizada y con deficiente manejo administrativo recibieron la Secretaría de Seguridad Pública

El Secretario de Seguridad, Adolfo García Morales, denunció un quebranto de 75 millones de pesos y déficit de 294 millones de pesos.

Hermosillo, Sonora, octubre 18 del 2015. Desorganización, falta de ética y dispersión en manejo de recursos públicos, alrededor de 300 empleados sin asignación específica, así como un quebranto financiero de 75 millones de pesos y un déficit presupuestal para este año por 294.75 millones de pesos, es lo que se encontró en la Secretaría de Seguridad Pública.

El titular de la SSP, Adolfo García Morales, señaló que a pesar del incremento de presupuesto para esa dependencia en 83 por ciento en seis años, de acuerdo a datos de la Secretaría de Gobernación, en ese mismo período aumentó la percepción de inseguridad en los sonorenses en un 57.20%, la confianza en las instituciones de seguridad pública se desplomó en un 74.6%, mientras que la cifra negra de los delitos aumentó en 74.6% del 2008, a 87.9% en 2014, es decir cada vez más ciudadanos omitieron presentar denuncias.

Al presentar el diagnóstico de las distintas áreas que componen la Secretaría de Seguridad Pública, Adolfo García Morales indicó que se encontró que la Policía Estatal de Seguridad Pública mantuvo unidades varadas en Hermosillo por falta de recursos para gasolina y por consecuencia se redujo el número de operativos.

Puntualizó que, adicional al déficit del 48% en el número de elementos que conforman la fuerza policial estatal, la falta de liquidez en las cuentas estatales generó un insuficiente despliegue de operaciones policiales, lo que afectó el combate al crimen y disminuyó el número de personas detenidas, pese a contar con más elementos en los recientes tres años.

Agregó que en el período 2009-2015 la Secretaría de Seguridad Pública ejerció 10,443 millones de pesos y no existe inventario que ubique mobiliario y equipo adquirido.

El Secretario de Seguridad Pública resaltó que prácticamente el presupuesto se entregó ejercido y sólo cuentan con el 2.79% del presupuesto para todo lo que resta del 2015.

Es decir, se encuentran con un déficit de 294.75 millones de pesos, ya que en caja se encuentran disponibles 51 millones de pesos para lo que resta del año, mientras que las necesidades son de 117.5 millones para gastos irreductibles, como alimentación de reos y combustibles, 72 millones de pesos a facturas por pagar, y 40 millones de pesos a deudores del erario, además de 116.1 millones de pesos registrados como deuda.

Adolfo García Morales aseguró que los hallazgos en materia de malas prácticas del ejercicio presupuestal gubernamental, se encontró un quebranto de 75.5 millones de pesos, de lo cual se presentara la denuncia correspondiente para deslindar responsabilidades.

Este quebranto corresponde a sobregiros en obra pública, obra pagada y no ejecutada, contratos de servicios pagados y sin cumplir, deudores del erario a nombre de ex servidores públicos, deudores del erario a nombre de proveedores varios, adquisiciones y servicios sin documentar, y 34 vehículos sin localizar.

En cuanto al semáforo delictivo, señaló que es evidente la manipulación de cifras que se presentaban a los sonorenses, al engañar al Sistema Nacional de Seguridad Pública para que en las publicaciones se viera otro resultado.

Puso como ejemplo el delito de robo a negocio, donde el semáforo delictivo estatal, a cargo de la SSP, registró 341, 249, 294, 216 delitos en los años 2011, 2012, 2013 y 2014, mientras que el Sistema Nacional de Seguridad Pública registró mil 386, mil 677, mil 695, y mil 197 respectivamente en los mismos años.
En lo que se refiere al Sistema Penitenciario el presupuesto 2015 fue ejercido en su totalidad en el ramo de la alimentación para los internos y se recibió con avisos de corte de energía eléctrica por falta de pago; el quebranto financiero asciende a 96 millones de pesos, que corresponde a 70 millones de deuda contraída y 26 millones necesarios para la alimentación de los reos de octubre a diciembre.

Ante los resultados presentados, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Adolfo García Morales, hizo el compromiso público, siguiendo las instrucciones de la Gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, de que los integrantes de la dependencia estatal que encabeza, se conducirán con total honestidad.

“Este su servidor, me quiero comprometer ante los medios y la sociedad a conducirnos con total honestidad en esta secretaría, han recibido instrucciones todos los coordinadores de esta secretaría de que quien no se comporte con honestidad no va a tener derecho a seguir en el equipo, es un compromiso que hacemos público”, manifestó.

Agregó que es de suma importancia, regresar la confianza a los sonorenses a las corporaciones policiacas, y este se logrará trabajando con honestidad, por Sonora.