El Mercado Municipal, un punto de encuentro de nuestra cultura

Hermosillo tiene miles de historias, pero hay un lugar donde muchas de ellas convergen desde hace 106 años: el Mercado Municipal No. 1 “José María Pino Suárez”, establecimiento que es un ícono no solo para los hermosillenses, sino para quienes nos visitan de otras partes.

Fue el primer mercado de Hermosillo, construido en 1910 y considerado patrimonio histórico, pues en él es posible encontrar la esencia de nuestro ser sonorense, se pueden saborear muchos de los típicos y exquisitos platillos de la gastronomía regional, además de los productos de carnicerías, fruterías, mercerías, sin olvidar el tradicional café colado y el pan de dulce.

Migdelina Castillo Moreno, presidenta de los locatarios del Mercado Municipal, dijo que este establecimiento es un punto importante, no solo para los ciudadanos, sino también para los turistas, quienes conocen a través de este lugar, la forma de ser y tradiciones de los hermosillenses.

“Es un punto importante de afluencia de gente que no solo viene a consumir, como clientes de carnes, verdulerías, comida regional de Sonora, de mercerías, que son los principales giros del Mercado Municipal, también es un punto de referencia del que viene a vacacionar, importante dentro de la historia y economía”.

A pesar del tiempo y los cambios en la sociedad, los pasillos de este monumento histórico son testigos de reencuentros, del café por las mañanas y la posibilidad de escuchar las historias del Hermosillo antiguo, que a pesar de la presencia de modernos centros comerciales, sigue siendo un sitio de preferencia de los ciudadanos.

El Mercado Municipal es un símbolo de nuestra ciudad que debemos resaltar y promover, traspasar el conocimiento de sus muros e historias del paso del tiempo, a las nuevas generaciones para que preserven esta importante parte de nuestras tradiciones y cultura.