El proyecto del ramal norte quedó finiquitado, afirmó Sergio Ávila Ceceña

La Comisión Estatal del Agua determinará cuál será la mejor infraestructura por instalar para distribuir el agua potable a toda la población de Hermosillo, incluyendo el norte, anunció Sergio Ávila Ceceña.

El director del CEA dijo que el llamado ramal norte quedó definitivamente suspendido, ya que ese proyecto, presentado en la anterior administración, no cumplió con los requisitos legales necesarios.

“Está finiquitado, nosotros teníamos ese contrato, sí, pero lo cancelamos porque no cumplió con los ordenamientos legales que debió haber cumplido, no tenía anteproyecto, no cumplía con SEMARNAT, una serie de cosas que nos hizo suspenderlo totalmente”, dijo.

Sergio Ávila Ceceña comentó que Hermosillo necesita una infraestructura para distribuir sus aguas, aunque no necesariamente tienen que ser las del Novillo y agregó que más adelante se podrá definir qué tipo de proyecto se realiza para cumplir con ese objetivo.

En cuanto a los terrenos que la administración anterior adquirió para el proyecto del ramal, incluida la instalación de un reservorio hacia el norte, señaló que aunque existen varias propiedades del estado, pero no hay plan ni proyecto para ello, lo que se puede calificar de una mala visión que se hizo al respecto, ya que son por lo menos 300 hectáreas que se podrán ocupar en posibles proyectos productivos.