En vacaciones podría subir hasta 5 kilos de peso si no cuida su alimentación

Invita Gobernadora Pavlovich y Enrique Claussen a cuidarse en vacaciones.

Hermosillo, Sonora, julio 25 de 2016.- No llevar una rutina de alimentación sana y balanceada durante las vacaciones podría hacer que niños, adolescentes o adultos, aumenten de 3 a 5 kilos de peso.

“Son estimaciones reales dadas a conocer por nutriólogos del Departamento de Medicina Preventiva de ISSSTESON y que siempre vienen acompañadas de recomendaciones también reales”, expresó Enrique Claussen Iberri.

El Director del Instituto dijo que lo ideal es mantener una actividad física, especialmente en aquellos que tendrán vacaciones largas.

Señaló que contar con la orientación de un experto de la nutrición ayudará a mejorar no sólo la salud, sino también la calidad de vida en el futuro.

“La Gobernadora Claudia Pavlovich nos encargó mucho que diéramos a la derechohabiencia las herramientas para ayudarles a cuidar su salud y por eso Medicina Preventiva de ISSSTESON, los nutriólogos, están atendiendo en las clínicas y hospitales en estas vacaciones”, informó Claussen Iberri.

Aclaró que Medicina Preventiva emite recomendaciones claras y sencillas para cuidar la salud, basados en una alimentación adecuada e invitó a la derechohabiencia del Instituto a cuidarse no sólo en las comidas, sino en la prevención de accidentes durante este periodo.

Recomendaciones para vacaciones:
– Realizar ejercicios (Gimnasio, caminata, campamento de verano)
– Incluir en desayunos y comidas los Carbohidratos Complejos: Pan Integral, Tortillas de Maíz, Galletas
(Permitirán tener energía durante el día)
– Evitar cenas “pesadas” (Carbohidratos): Con ello se evitará terminar el día con calorías de más
– Cenar de preferencia dos horas antes de ir a dormir
– No tener al alcance de niños la llamada “Comida Chatarra”
– Agregar a la dieta diaria (Desayuno, comida y cena) más verduras verdes
– Consumir hasta 4 frutas al día (No procesadas ni en jugos)
– Consumir una fruta antes y otra después de hacer ejercicio o realizar alguna actividad
(Campamento de verano)
– Mantenerse hidratado todo el día con agua (No bebidas hipertónicas o rehidratantes como sueros u otras)
– No comer como si estuviera de fiesta todos los días

Fuente: Departamento de Medicina Preventiva ISSSTESON