Falta de educación vial en Hermosillo, dificulta labor de cuerpos de emergencia

Luchar contra el tráfico congestionado, así como con la falta de cultura vial que existe en Hermosillo, se ha convertido en el pan de cada día para los cuerpos de emergencia, sobre todo durante los traslados de ambulancias de la Cruz Roja.

Así quedó de manifiesto durante un recorrido brindado en una ambulancia de la noble institución, donde representantes de los medios de comunicación constataron la necesidad de insistir en la educación vial de conductores hermosillenses, pues la unidad tarda hasta seis minutos para pasar un semáforo.

En el trayecto de alrededor de 40 minutos por las principales vialidades de la capital, algunos de los conductores despejaron el carril central, pero hubo quienes impedían el paso de la unidad de emergencia, principalmente en los bulevares Luis Encinas Johnson y Solidaridad, donde se aglomera el tráfico en las primeras horas de la mañana.

Raymundo Espinoza Córdova, chofer de la unidad de Cruz Roja, explicó que al igual que cualquier automóvil, las ambulancias tienen límites de velocidad, 60 kilómetros en ciudad y 90 en carretera, pero la problemática se presenta en los traslados de urgencia, donde a veces duran hasta 40 minutos por servicio.

“El trayecto que recorrimos es por la parte donde a veces es imposible el acceso para la ambulancia y el problema que nos encontramos ahí es la misma gente que no nos permite el paso en las horas pico; cuando hay muchos carros, la ambulancia pierde hasta 5 o 6 minutos por alto”.

El chofer de la unidad de Cruz Roja reiteró la importancia de ceder el paso a las ambulancias, ya que en una emergencia, un minuto cuenta mucho, sobre todo para que los conductores hagan conciencia sobre la responsabilidad que tiene Cruz Roja como Institución, de brindar un servicio para salvar vidas.