FeLiH 2017: Reviven las memorias militares del General Obregón

Hermosillo, Sonora, viernes 3 de noviembre de 2017.-  Bajo la consigna de que hay que hurgar en el pasado para conocer mejor el presente, en la Feria del Libro Hermosillo 2017 se realizó una conferencia magistral para hablar sobre el libro Ocho mil kilómetros en campaña, del General Álvaro Obregón, a cien años de su publicación.

En el Callejón Velasco se reinieron Joaquín Robles Linares e Ignacio Almada Bay para destacar cómo a través de los años, la obra de Álvaro Obregón ha servido como una valiosa fuente documental histórica: una de las más importantes para entender el proceso de revolución constitucionalista entre los años 1913 hasta 1916.

“Es el primer texto que analiza no solo las condiciones sociales, políticas o económicas del país en aquel entonces, sino que aborda las cuestiones militares narradas mediante partes de guerra”, platicó Joaquín Robles Linares, coordinador de la Casa de la Cultura de Sonora.

Ocho mil kilómetros de campaña. Relación de las acciones de armas efectuadas en más de veinte Estados de la República durante un período de cuatro años por el C. General Álvaro Obregón es el título que guarda esta compilación de memorias militares y partes de guerra posrevolucionarios ordenados de manera cronológica, que tuvo una buena recepción, aunque viéndose obstaculizado por opositores.

Almada Bay, historiador e investigador especialista, compartió con la audiencia algunos datos históricos, haciendo mención también al carisma y gran influencia del autor: “La fuerza de general Obregón era muy grande, era muy respetado, con un récord de batallas que involucraron a miles de personas: Era el jefe militar indiscutible en la post revolución”.

Los expositores destacaron la participación e influencia de Aarón Sainz en la redacción de la obra, quien fue el mecanógrafo que transcribía lo que Obregón le dictaba, ganándose así la confianza del General y pasando posteriormente a formar parte de su gabinete.

Fue en 1917 cuando surge la primera edición de esta cronología –y en la única en la vida de Obregón- con un tiraje de cinco mil ejemplares que se vendían entre 10 y 15 pesos.

La obra fue publicada por la Librería de la viuda de Ch. Bouret, una de las editoriales más prestigiosas del país en aquel tiempo, que también publicó obras de Amado Nervo, de otros literatos mexicanos, así como la tercera edición de La Sucesión Presidencial de 1910, por Fco. I Madero.