Inicia décima temporada de conservación en La Pintada

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia, continuarán con el programa de conservación en las pinturas rupestres y la investigación arqueológica en la franja de la Sierra Libre del municipio de Hermosillo.

8 de abril, Hermosillo Sonora.-  Restauradores e investigadores del INAH, iniciaron la décima temporada de trabajos en el sitio arqueológico La Pintada, este 4 de abril, con objetivos diversos contemplados dentro de un programa general de intervención, que contempla los aspectos de la conservación, investigación y protección del sitio. 

La arqueología Eréndira Contreras Barragán, Coordinadora del Proyecto Arqueológico La Pintada, detalló que “se trabaja en cinco líneas de trabajo: la detección de daños ocasionados por los meteoros de la temporada de lluvia de año 2015, así como su atención mediante un mantenimiento menor; el registro de las expresiones gráfico rupestres que hayan quedado al descubierto debido al arrastre de las corrientes de lluvia; la protección técnica y legal de los sitios arqueológicos que se encuentran dentro de la Sierra Libre ubicados dentro de los límites del municipio de Hermosillo; el seguimiento al programa de monitoreo arqueológico y la continuidad del proyecto de restauración de las pinturas rupestres”.

Por otro lado la restauradora Sandra Cruz Flores, especialista de la Coordinación Nacional de Conservación,mencionó que “a partir del diagnóstico efectuado, ya se ha iniciado por parte del grupo de especialistas, acciones de conservación preventiva y mantenimiento en diversas áreas de pinturas rupestres y se continúa con la intervención directa en el panel principal  para estabilizar el soporte pétreo”.

Cruz Flores añadió, qué paralelamente se está realizando el monitoreo medioambiental de las condiciones que impactan la conservación de las pinturas rupestres, y los estudios de termografía IR y temperatura.

Como cada año, dentro de la temporada de trabajo, se cuenta con la participación activa de la sociedad civil, a través de un grupo de voluntarios previamente capacitados que apoyan las labores de conservación de este patrimonio arqueológico de Sonora.

La Pintada representa uno de los sitios arqueológicos más importantes en Sonora, sus dos componentes que lo caracterizan: el campamento a cielo abierto que contiene las evidencias de la vida cotidiana de la gente que se asentó en el lugar, y las más de 2000 pinturas rupestres registradas hasta 2015 y que se encuentran plasmadas en el interior del cañón. 

Por otra parte el INAH se encuentra realizando las gestiones y acciones necesarias que permitan la ejecución del Plan de Apertura de La Pintada, con la participación y colaboración de los tres niveles de gobierno y la sociedad civil de Hermosillo, lo que permitirá la apertura responsable y sustentable de este valioso patrimonio cultural de México y Sonora.