La circulación de carros “chuecos” es un problema social, dice la AMDA

Para el presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Autos Nuevos, AMDA, Roberto del Campo Laborín, el problema de los carros ilegales en el país es una cuestión de cumplir con la ley.

Al ser cuestionado si se requiere un proceso de regularización vehicular o un programa intensivo de decomiso, dijo que esas unidades representan un serio problema de accidentes y de comisión de delitos diversos, ya que se utilizan para ese efecto y después son abandonados, sin que ninguna autoridad pueda detectar a los propietarios.

“Sin duda es un problema social de gente que busca la forma de transportarse, pero también hay gobiernos que deben implementar una política que apoye a esas gentes, sin permitir que esas unidades anden circulando con una impunidad, desde el punto de vista de que no cumplen con los reglamentos de transito”.

Roberto Gómez del Campo, señaló que lo más irritante de esta situación, es que anden circulando modelos recientes de carros, que se importan por gente que sin duda no tienen carencia de recursos y bien pueden adquirir una unidad nacional. 

Esos autos, concluyó el dirigente de AMDA, son los que están perjudicando a la industria nacional automotriz, que genera una gran cantidad de empleos.

Cabe mencionar que el problema de los carros ilegales, es de competencia federal y es esa instancia quien deberá definir lo procedente.