Paul Potts le canta a Hermosillo en el FAOT 2017

Una extraordinaria asistencia y una cálida ovación fue la bienvenida a Hermosillo y al Festival Alfonso Ortiz Tirado para el tenor inglés Paul Potts, quien fue acompañado por la Orquesta Filarmónica de Sonora bajo la batuta del maestro David Hernández Bretón, en la tercera noche de actividades de la subsede Hermosillo.

Paul Potts, un fenómeno mundial de la ópera, famoso por haber conquistado el concurso Britain’s Got Talent 2007, vistió con su portentosa voz el escenario del FAOT en la Plaza Alonso Vidal. No solo su mirífica presencia y calidad vocal hicieron contener la respiración de más de uno, sino también la participación en conjunto con la Orquesta Filarmónica de Sonora. Ya en el transcurso del concierto, el tenor intentó hablar español para sorprender a los presentes: “Hablo un poquito español”, aclaró, seguido de la frase “Sé decir fajita de pollo sin jalapeño”, haciendo que el público riera y le llovieran más aplausos y ovaciones.

Dentro de su repertorio, incluyó varias piezas de su cuarto álbum, algunas con remembranzas a su esposa. La habilidad de interpretar, junto con la OFS, no únicamente era notoria a través del canto, sino con la mágica sincronización que gozaron. La Filarmónica de Sonora por su parte, realizó magníficas ejecuciones de las oberturas Ruslán y Ludmila de Glinka, Las bodas de Fígaro de Mozart y Rienzi de Wagner.

Ariadne Montijo, soprano originaria de Caborca, Sonora, ganadora del Reconocimiento al Talento Joven Sonorense 2017 en canto operístico, acompañó al tenor británico para interpretar Libiamo (Brindisi) de la ópera La Traviata de Verdi. Después, Paul Potts le cedió el escenario para que cantara O mio babbino caro deGianni Schicchi y Vals de Musetta de La bohemia de Puccini, así como Il faut partir de La hija del regimientode Donizetti.

La joven agradeció “al Instituto Sonorense de Cultura, al Gobierno del Estado de Sonora por honrarme con este premio al Talento Joven Sonorense, y a todos ustedes que me acompañan esta noche. Espero que disfruten muchísimo este concierto de una persona que ha demostrado valor y perseverancia en el arte”, concluyó.

Acaso fue el talento que abrumó la escena la excusa perfecta para que la audiencia aplaudiera más y más a los intérpretes. Ya al final del concierto, Potts interpretó O sole mío, para después proseguir con el sereno agradecimiento a los presentes, terminando así una noche más del Festival Alfonso Ortiz Tirado 2017, en la subsede Hermosillo.