Registran más de 408 esqueletos recuperados en la Zona Arqueológica La Playa, Sonora

Trincheras, Sonora, a 20 de julio de 2017.- Iniciaron las acciones para la curaduría, conservación, protección y registro de más de 480 esqueletos recuperados desde 1997 a la fecha, a través de las investigaciones que se llevan a cabo en la Zona Arqueológica La Playa por especialistas del Centro INAH Sonora y la Universidad de Arizona.

En el laboratorio del Centro de Visitantes de la Zona Arqueológica Cerro de Trincheras, un equipo conformado por diez alumnos de la EAHNM y coordinado por la Dra. Patricia Olga Hernández Espinoza, antropóloga física del INAH Sonora, llevan a cabo la valoración y la catalogación de estos materiales osteológicos, que corresponden a los antiguos habitantes del sitio arqueológico mencionado, desde el 15 de julio.

 

La Dra. Hernández manifestó “que las colecciones se forman después de que se concluyen los trabajos de investigación del INAH en Sonora, con los materiales excavados y recuperados; mismos que deben tener un tratamiento para su conservación, protección y preservación en su conjunto”.

 

“La mayoría de estas colecciones se encuentran resguardadas tal como se recuperan de las excavaciones, por lo que hay que limpiarlas, restaurarlas, embalarlas, marcarlas y hacer un inventario y su respectivo registro”, añadió.

 

Desde el 2013 se han venido desarrollando estos trabajos con las colecciones más pequeñas – en volumen- a cargo del INAH Sonora. En este segundo trimestre del 2017 se ha iniciado la catalogación de una de las colecciones más grandes – correspondiente a la Zona Arqueológica La Playa- y se tiene programado continuar con la serie de Ónavas.

 

La Playa es la única Zona de Monumentos Arqueológicos en Sonora con declaratoria federal desde 2002, se encuentra localizada en el municipio de Trincheras, con un excepcional tamaño de más de diez kilómetros cuadrados, en la que se encuentran vestigios importantes aún en investigación.

 

La participación de los alumnos y el registro de la esta colección, permitirá conocer datos sobre las condiciones de salud de los antiguos habitantes del Desierto de Sonora, así como  continuar algunas investigaciones sobre las poblaciones prehispánicas del norte de México, jornada que concluirá el 27 de julio del presente año.