Resaltan beneficiados por Shriners, la importancia de atenciones que brinda esta organización

mama-david

Para Perla Cozarit, es una incógnita lo que habría sido de la vida de su pequeño David, de 11 años, si no la hubiesen acercado hace 9 años a los médicos del Hospital Shriners, para que lo atendieran de las graves quemaduras que sufrió en la mayor parte de su cuerpo.

Esta señora, mamá de David, relató cómo fue que ocurrió el accidente de su hijo y sobre todo, cómo ha sido el desenvolvimiento del menor, quien en todos estos nueve años ha estado recibiendo la mejor atención medica de reconstrucción, por parte de los médicos del Hospital Shriners en Sacramento, California.

“Él se quemó con agua y frijoles, en el 35 a 40% de su cuerpo, desde que pasó eso, ha estado sometido a cirugías. Vamos llegando de una, donde le pusieron el cabello con un expansor que le duró 3 meses y medio y ahí vamos saliendo. Para mí, como mamá, ha sido muy difícil este proceso y para él, como paciente, igual, porque es quien sufre los dolores y demás, pero hemos estado saliendo adelante y agarrando fuerzas de donde sea”, expuso.

La mamá del pequeño David abundó que cuando le ocurrió ese accidente a su hijo, no sabía que existía una organización llamada Shriners que atendía a niños con quemaduras, pero reconoció que afortunadamente una persona muy allegada a ella, le comentó de la labor de esta agrupación y a partir de ahí han estado tratando a su hijo sin costo alguno.

“En el momento nada te consuela, todo es difícil, pero a las personas que van pasando por esto, decirles que le echen ganas, animo, no dejarse influenciar por nadie, si pasaron las cosas fue por algo y por eso tomen todo el ánimo posible para sacar a nuestros hijos adelante”, concluyó.