Supervisa Procuraduría de Defensa del Menor y la Familia evolución de niños de Huásabas

La Procuraduría de Defensa del Menor y la Familia, a cargo de Wenceslao Cota Amador, mantiene comunicación constante con los pequeños originarios de Huásabas que sufrieron una agresión en su hogar. A la fecha, los pequeños están bajo el cuidado de su papá.

Tras recibir alta médica y abandonar el Hospital Infantil del Estado de Sonora, se mantiene el tratamiento psicológico para la niña de 9 años de edad y el niño de 6, así como para la familia más cercana y que es la que tiene contacto directo con ellos.

“Hemos estado cerca de la familia, paterna y materna; los niños fueron víctimas de un ilícito, fueron atendidos en el Hospital Infantil y la familia se muestra sumamente agradecida por las atenciones recibidas, estamos en constante comunicación”.

Cota Amador indicó que la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia tiene la responsabilidad legal de supervisar y garantizar que los derechos humanos de estos niños sean totales; es por ello que de manera periódica recibirán la visita periódica de personal de trabajo social para conocer sus avances tanto médicos como psicológicos.

En relación al menor que cometió el delito que llevó a los hermanos a recibir atención en el HIES y causó el deceso de la mamá, Wenceslao Cota indicó que ni él mucho menos su familia tiene contacto directo con las víctimas, y el proceso criminal que se le sigue depende de la autoridad investigadora y el poder judicial.