Tiene Unison una gran noche en el FAOT

Y la noche fue una gran gala para la Universidad de Sonora en el Palacio Municipal de Álamos, con la sutil elegancia de las voces maravillosas de las sopranos Saraí Armenta y Rosa Dávila, y del tenor Christopher Roldán.

Desde los primeros acordes del piano en las manos del maestro Héctor Acosta, el escenario se inundó de suaves y potentes voces que, combinadas, brindaron a un emotivo público un espectáculo de alta calidad, digno de cualquier festival en el mundo.

 

Tres jóvenes hicieron suyo el espacio con un programa perfectamente construido para deleitar y divertir al público, comenzando con una primera parte de ópera de muy diversos estilos y orígenes, incluyendo obras de Jules Massenet (1842-1912) y Christoph Willibald Gluck (1714-1787), hasta Giacomo Puccini (1858-1924) y  Gabriel Fauré (1845-1924), entre otros.

 

Saraí Armenta, con su voz potente abrió el concierto con la pieza de autor anónimo y arreglos de Jean B. Weckerlin, Mamn dite mol, seguida de Christopher Roldán y su excelente interpretación de Ouvre tes yeux bleus, de Massenet.

 

Rosa Dávila apareció con su voz perfecta hasta la cuarta canción titulada Notre amour, de Fauré, completando así el trío de voces que se fueron conjugando para dar como resultado un concierto que llevó al público a disfrutar de una noche de excelente ópera tradicional, zarzuela y opereta alemana.

 

La segunda parte, además de canto fino, resultó aún más divertida por el tipo de canciones, en las que los exponentes, formados en las aulas de la Universidad de Sonora, demostraron con garbo y orgullo sus aptitudes, que han aprendido a desarrollar guiados por sus profesores.

 

Rosa Dávila abrió la segunda parte de la Noche de Gala de la Universidad de Sonora con una magnífica y bien cuidada interpretación de La Petenera, de la zarzuela La Marchenera, de la autoría de Federico Moreno Torroaba (1891-1982).

 

Siguieron Saraí Armenta con Canción de la Paloma, de la zarzuela El barberillo de Lavapiés, de Francisco Asenjo (1823-1894), y Christopher Roldán con el tema Detén tu alado paso, de la ópera Don Gil de Alcalá, de la autoría de Manuel Penella (1880-1939), para continuar con un juego de intercalado de voces y terminar los tres juntos en una interesante interpretación de Tercetto, de la ópera El Murciélago, cuyo autor es J. Strauss (1825-1899).

 

El concierto terminó con el tema Júrame, de María Grever, interpretado por los tres excelentes cantantes universitarios, que demostraron tener la calidad que merece no sólo el Festival Internacional Alfonso Ortiz Tirado, sino cualquier otro evento de gran escala y de amplios reconocimientos.

 

Disfrutaron de la gala, el rector de la Universidad de Sonora, Enrique Fernando Velázquez Contreras, quien estuvo acompañado por el alcalde de Álamos, Axel Omar Salas Hernández, y el director de Instituto Sonorense de Cultura (ISC), Mario Welfo Álvarez Beltrán, así como por el secretario técnico de Rectoría, Francisco Javier Castillo Yañez; el director de Comunicación, José Felipe Medina, y la vicerrectora de la Unidad Regional Sur (URS) de la máxima casa de estudios, Adriana Leticia Navarro Verdugo.