Viajan alrededor del mundo para fomentar valores y conocimiento cultural

FAMILIA VIAJERA

La familia López Palacio, originaria de la Ciudad de México, ha recorrido alrededor de 21 estados de la República Mexicana, en viaje muy singular: los padres Eduardo y Tania buscan que sus hijos Rodrigo, Diego, Jerónimo y Santiago, aprendan sobre la cultura de nuestro país, las diversas lenguas, su arquitectura, trabajo, costumbres y el más importante lazo social, la unión familiar.

Se trata de una familia joven, que gozaba de una vida común, como cualquier otra, pero este matrimonio decidió vivir algo excepcional junto a sus hijos y emprendieron este viaje desde hace ya un año y medio, para compartir experiencias y lecciones de vida, en las cuales se pusiera de manifiesto la importancia de mantenerse unidos.

José Eduardo López, el joven padre de la familia, refiere que cuando vivían en la capital del país, casi no pasaba tiempo con sus hijos, pues su trabajo lo absorbía completamente y, por tanto se perdía de poder compartir muchos momentos con los niños y su esposa.

Fue así que en conjunto decidieron lanzarse a la aventura y viajar ligeros, de “mochilazo”, por la mayor parte de la República, contando para ello con el invaluable apoyo de amigos y gente solidaria que los ha apoyado en su camino. Además de conocer de la cultura mexicana, planean viajar a los Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia, entre otros lugares del mundo.

“Nuestra idea es que en cada región que visitemos, nos instalemos un determinado tiempo para aprender los idiomas, los deportes, las artes, las ciencias, dependiendo de cada país, buscar lo que más nos ofrezcan; por otra parte, dentro de nuestra filosofía de este proyecto, los niños tendrán total libertad para elegir lo que ellos quieran estudiar, nosotros no los forzamos, solo les damos las herramientas de esta manera”.

La familia López Palacio ha logrado mantener este viaje gracias a sus propios ahorros y a la ayuda de la gente que los apoya con alojamiento, comida, ropa, entre quienes han hecho innumerables amistades en todo lo que han visitado del país.

Durante su estadía en Hermosillo, externaron su confianza en que más personas se animen a hacer este tipo de travesías para fomentar la unión familiar y compartir tradiciones y costumbres de otras culturas.